.

miércoles, 9 de septiembre de 2020

THAKANE, LA PRINCESA ASESINA DE DRAGONES


A lo largo de la historia, muchas culturas abrazaron y aborrecieron a los dragones y los peligros que los acompañaban. Hay cientos de historias de héroes que se alzaron ante los dragones conquistadores, así como historias de dragones que ayudaron a la humanidad en su momento de necesidad.

Thakane - Princesa asesina de dragones

La historia de Thakane proviene de la mitología sudafricana. Habla de una joven princesa llamada Thakane. Era hija de un gran y poderoso jefe. Desafortunadamente, su padre y su madre fallecieron cuando ella y sus hermanos eran aún unos niños. En ella recayó la responsabilidad de criarlos para que también fueran grandes guerreros y ella se dedicó a cubrir todas sus necesidades y a tratar de corregir sus tendencias perezosas y orgullosas.

Cuando fueron mayores de edad, Thakane llevó a sus dos hermanos a una escuela de entrenamiento de guerreros en las montañas. Después de meses de capacitación, estaban listos para graduarse, pero pronto surgió un problema. Era costumbre dar a los guerreros que se graduaban la vestimenta y un escudo hecho con pieles de animales que habían matado sus padres. Thakane había preparado unas pieles de grandes bestias (como leones y otros depredadores) para este propósito, pero sus orgullosos hermanos no creían que estas pieles fueran lo suficientemente buenas. Lo que querían era una piel de nanabolele.

Un nanabolele es un dragón que habita en el agua y proviene de la mitología basotho. Eran criaturas temibles que se sabía que emitían una luz fluorescente en la oscuridad y siempre estaban rodeadas por una nube de humo rojo cuando llegaban. Eran extremadamente difíciles de matar: perseguir a un nanabolele a menudo se consideraba una misión suicida. Sin embargo, Thakane estaba decidida a defender el honor de su familia y comenzó a buscar guerreros que la acompañaran en su viaje.

Thakane finalmente encontró la guarida de los nanabolele y mató a la bestia más grande que pudo encontrar cuando se durmieron. La anciana le dio una piedra mágica que la protegería a ella y a los demás cazadores de los nanaboleles supervivientes y Thakane regresó a casa como una heroína. Consiguió los obsequios de graduación adecuados para sus hermanos menores y defendió el honor de su familia.


0 comentarios:

Publicar un comentario