.

jueves, 29 de abril de 2021

DRAGONES EN LA TRADICCIÓN CATALANA

 


Hay innumerables menciones a dragones en todas las culturas y tradiciones, por asociación, sí indagamos en ello, veremos que aportan un mensaje más allá, en torno a energías o elementos.

El Dragón de Sant Llorenç.


Cuenta la leyenda -publicada en torno al siglo XVI- que al ser invadidas las tierras del Vallès (Barcelona) por los sarracenos, estos nuevos arribados portaron con ellos la cría de una bestia monstruosa y maligna. Fue encerrada y criada en una gruta llamada de Santa Agnés. Cuando la alimaña llegó a edad adulta, fue liberada por los agarenos con la intención de que sembrara el caos, la muerte y el pánico de los habitantes de las poblaciones circundantes. 

Estando el monstruo libre de su cautividad, tomó como nueva morada y refugio una gruta oscura y estrecha, que en la actualidad se conoce como la Cova del drac –situada en la montaña de la Mola- y muy cerca del Monasterio románico de Sant Llorenç de Munt. 

A los atemorizados pobladores les vino una solución por mano del valesoro conde Guifré “El Pilós”, quien acudió a la montaña para tras un desigual combate acabar con tan terrible bestia. Su logro, trajo la paz y tranquilidad en toda la comarca. A parte de esta versión descrita existen otras, como la que nos dice que el intrépido caballero se llamaba Soler de Vilardell o también un tal Espès. 

A modo de anécdota, Francisco de Zamora -cronista y viajero- dejó reseñada parte de esta leyenda en una crónica tras ir “in situ” a la zona: “En la misma montaña se haya la cueva del dragón, cuya novela cuentan historias de Cataluña… a la parte norte de la misma montaña, se halla la ermita de Santa Inés (Agnès), con visos de muy antigua, en la que se guarda un grandísimo hueso que tiene figura de costilla y que pretenden que era del mismísimo dragón”

Sant Jordi y el dragón.


Esta es la leyenda más popular y muy similar a la anterior, tanto en su contexto como final. En la celebración de Sant Jordi como en otras efemérides referidas a “Santos” salvadores confluyen decenas de leyendas, paganas y religiosas. La base de esta historia está protagonizada en Montblanc (Tarragona) cuando el aliento mortífero de un dragón atemorizó a los aldeanos. Para aplacar la ira del monstruo, las doncellas del pueblo eran sacrificadas entre sus garras regularmente, hasta que la fortuna o infortunio le llegó a la hija del rey. Es en esta parte de la leyenda en la que aparece un caballero valeroso llamado Jordi, quien se enfrenta a la bestia postrado en un caballo blanco, y finalmente acabando con la vida de tan infame ser.

Autor: Juankar Moreno.

Su último libro:


A la venta en AMAZON

Más Información en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario