viernes, 3 de junio de 2016

SIMBOLOGÍA DEL UNICORNIO


El Unicornio simboliza la castidad y aparece también como emblemático de la espada o la palabra de Dios. La tradición más común lo figura como caballo blanco con un solo cuerno que le brota de la frente, pero la esotérica le otorga cuerpo blanco, cabeza roja y ojos azules.

Quiere la leyenda que sea infatigable ante los cazadores y que en cambio caiga rendido y aprisionado cuando una virgen se le aproxima. Ello parece indicio de un significado simbólico: el de la sexualidad sublimada.

En China, el animal llamado Ch'i-lin se identifica según algunos autores con el unicornio, mientras para otros no es así por poseer dos cuernos.

Es atributo de los oficiales militares de primer rango y es emblemático de rectitud e ilustre nacimiento.

Su piel es de cinco colores: rojo, amarillo, azul, blanco y negro; su voz tiene el sonido de las campanas. Las leyendas dicen que llega a vivir mil años y lo reputan como el más noble de los animales.

Jung, en su obra sobre las relaciones de psicología y alquimia, estudia muchos aspectos de este animal fabuloso y simbólico. Dice que, en su aspecto más general, no tiene perfil fijo, sino que ofrece muchas variaciones, dándose unicornio donde hay animal de un solo cuerno, real o fabuloso. Por ejemplo, el pez espada, o ciertos dragones míticos. Señala que, a veces, el unicornio se transmuta en paloma blanca. Lo explica diciendo que, de un lado, tiene relación con los monstruos primordiales, pero, de otro, es la representación de la fuerza viril, pura y penetrante del Spiritus mercurialis. Transcribe el juicio de Honorio de Autun, en su Speculum de Mysteriis Ecclesiae, donde se lee:

«Unicornio es llamado el animal salvajísimo que tiene un solo cuerno. Para capturarlo, se expone en el campo una virgen y el animal se le aproxima; como llega a apoyarse en su regazo queda capturado. Por medio de este animal es representado Cristo y por medio de su único cuerno su fuerza insuperable. El que se posó sobre el seno de la virgen fue capturado por los cazadores; esto significa que El fue encontrado en forma humana por quienes le aman».

Pero, en la Antigüedad, el unicornio presenta en ocasiones rasgos malévolos. El Phrsiologus Graecus dice de él:

 «Es un animal de veloz carrera, de un solo cuerno y que alimenta malos propósitos hacia los hombres».

La Iglesia, apunta Jung, ignora este aspecto negativo del unicornio. En cambio, la alquimia usa de su ambivalencia para utilizarlo como símbolo del Monstnim Hermaplzroditum.

Es extraña la universalidad de este ser naturalmente inexistente (para algunos...), que se menciona en los Vedas.

En cuanto a su iconografía, tienen especial importancia los tapices del siglo xv del Musco Cluny de París, que integran la serie de La Dame á la Licorne.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers